10 grandes secundarios de la Semana Santa de Sevilla


4 Flares 4 Flares ×

secundarios sevillamia sevilla mia tours semana santa

 

Hacemos un recorrido por los secundarios más curiosos de nuestra Semana Santa.

 

Para tratar algunos menos destacados y que entre todos sumaran diez, hemos tenido que suprimir ciertas figuras que calificaríamos de “grandes secundarios” como Pilatos de San Benito, Herodes en La Amargura, Caifás en San Gonzalo, Judas en La Redención, etc.

 

La Semana Santa es efímera. Por ello muchas veces, mientras estamos viendo las cofradías pasar en plena bulla, no disfrutamos lo suficiente de todas las imágenes del paso.

 

Como bien sabrás, hay muchísimos más secundarios tan reseñables como estos. ¿Nos cuentas cuáles son tus secundarios favoritos? Ahí van los nuestros.

 

 

SIMÓN CIRINEO de las Tres Caídas de  SAN ISIDORO

 

Foto: Cofrades ABC

Foto: Cofrades ABC

 

Considerada por muchos como la imagen secundaria de mayor calidad de las que procesionan en nuestra Semana Santa. Obra del magnífico Ruíz Gijón en 1687.

 

 

LONGINOS de la SAGRADA LANZADA

 

Foto: Cofrades ABC

Foto: Cofrades ABC

 

Es únicamente el Evangelio de Juan el que relata este suceso:

Fueron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero y del otro crucificado con él. Pero al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua.

 

Este soldado sería Longinos, cuyo nombre significa “lanza” en griego.

 

El Longinos de la Lanzada es obra de Navarro Arteaga de 1999.

 

En nuestra Semana Santa también aparece Longinos en la Hermandad del Cerro del Águila (en este caso, en el momento de la conversión de Longinos).

 

 

CALAMAR Y RAFAÉ de las Tres Caídas de la ESPERANZA DE TRIANA

 

Foto: Tres Caídas Triana Blog

Foto: Tres Caídas Triana Blog

 

Como supondrás si es que no lo sabes, estos dos nombres han sido creados por el pueblo devoto. Ningún romano se llamaba Rafael (o Rafaé) y ningún caballo romano Calamar.

 

Son las figuras que van en la delantera del paso del Señor de las Tres Caídas de la Esperanza de Triana. Ambas figuras son obra de Castillo Lastrucci. El centurión romano, a caballo, indica a Jesús el camino a seguir.

 

La gracia del pueblo hizo que al centurión se le sevillanizara el nombre llamándolo “Rafaé”. Hay curiosas leyendas sobre este romano. Pinchando aquí puedes leer una de ellas.

 

El caso del caballo Calamar es más legendario y conocido. Se cuenta que tras llegar la imagen del equino a Triana, todos los que habían donado dinero para hacer posible su adquisición, firmaron en su peana. Fueron tantos los que aportaron que la peana se llenó de firmas. Se dijo que el caballo tenía más tinta que un calamar… y de ahí se dice que le viene el nombre.

 

MALCO de Jesús ante Anás del DULCE NOMBRE

 

 

Foto: Cofrades ABC

Foto: Cofrades ABC

 

El misterio señala el momento en el que Jesús se sitúa ante Anás y responde a una de sus preguntas de una forma que no gusta a un alguacil, quien lo abofetea.

 

¿Por qué me interrogas a mí? Pregunta a los que me han oído qué les enseñé. Ellos saben bien lo que he dicho”. Apenas Jesús dijo esto, uno de los guardias allí presentes le dio una bofetada, diciéndole: “¿Así respondes al Sumo Sacerdote?” Juan, 18:21-22

 

Este alguacil, quien en La Bofetá ejerce de actor secundario, es Malco.

 

Hay cierta confusión porque la Biblia dice que Malco era ese personaje a quien, durante el prendimiento de Jesús, Pedro le corta una oreja.

 

Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la sacó e hirió al siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. El siervo se llamaba Malco. Juan, 18:10

 

Así que, puede que en nuestra ciudad nos estemos equivocando al llamar al alguacil del Dulce Nombre, ya que no hay más referencias a dicho apelativo en los Evangelios.

 

También tenemos otro Malco, en este caso como sirviente, en el Misterio de la Hermandad del Carmen Doloroso, donde se representa una de las negaciones de San Pedro llegando a casa de Anás.

 

 

ZAQUEO de la Sagrada Entrada a Jerusalén de LA BORRIQUITA

 

Foto: ABC

Foto: ABC

 

Raro es el niño en Sevilla a quien no se le haya instado a buscar la diminuta figura de Zaqueo en el misterio de la Sagrada Entrada a Jerusalén. Encaramado al árbol, desde lo más alto del paso, Zaqueo, de autoría desconocida del siglo XVII, observa a la multitud congregada al comienzo del Domingo de Ramos.

 

Entró en Jericó y cruzaba la ciudad. Había un hombre llamado Zaqueo, que era jefe de publicanos, y rico. Trataba de ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la gente, porque era de pequeña estatura. Se adelantó corriendo y se subió a un sicómoro para verle, pues iba a pasar por allí. Y cuando Jesús llegó a aquel sitio, alzando la vista, le dijo: «Zaqueo, baja pronto; porque conviene que hoy me quede yo en tu casa.»  Lucas, 19:1-6

 

 

CLAUDIA PRÓCULA de la Presentación al Pueblo de SAN BENITO

 

Foto: Web de la Hermandad de San Benito

Foto: Web de la Hermandad de San Benito

 

En el misterio de la Presentación al Pueblo de San Benito, vemos a un personaje que solamente aparece representado dos veces en nuestra Semana Santa: Claudia Prócula, la esposa de Poncio Pilatos, que también lleva la Sentencia de la Macarena.

 

La Claudia Prócula de San Benito fue obra de Castillo Lastrucci en 1928. Ella y la criada, situadas muy próximas, fueron sacadas de una misma pieza.

 

 

JUDAS ISCARIOTE de Jesús del Soberano Poder en su Prendimiento de LOS PANADEROS

 

Foto: Foro Cofrade

Foto: Foro Cofrade

 

En esta representación del prendimiento de Jesús, justo después del famoso “beso de Judas”, este apóstol aparece como secundario en un lateral del paso. La expresión de consternación de Judas, así como la bolsa de monedas, son dignos de observación.

 

Todo el conjunto es obra de Castillo Lastrucci en 1945 (démonos cuenta de cuán numerosa fue su producción)

 

 

DIOS del Sagrado Decreto de la TRINIDAD

 

Foto: Wikipedia

Foto: Wikipedia

 

Sin duda, una de las más curiosas representaciones de nuestra Semana Santa y la única imagen de Dios Padre.

 

El misterio representa la escena en que Dios Padre decreta la entrega de su Hijo para la redención de los pecados del  mundo.

 

La imagen de Dios es de autoría desconocida, aunque la cabeza se atribuye al entorno de Juan de Mesa del siglo XVII. El cuerpo es reciente, de 1997, obra de Dubé de Luque, quien lo torsionó hacia la derecha para propiciar esa conversación entre Dios y Jesús.

 

 

ESCLAVO NEGRO de la Presentación al Pueblo de SAN BENITO

 

Foto: Blog El Pilatista

Foto: Blog El Pilatista

 

El último de nuestros escogidos pero no por ello menos valioso. Y repetimos San Benito, que nadie se ofenda.

 

La curiosidad de esta imagen, por supuesto, reside en su color de piel. Si bien hay más representaciones de esclavos en otras hermandades, nos gusta éste esclavo por el gesto de su rostro y la firmeza de su cuerpo.

 

Obra de Castillo Lastrucci en 1928.

 

También es maravilloso el esclavo etíope de la Sentencia de la Macarena pero, al aparecer agachado, es más difícil apreciar toda su belleza. Este también es de Castillo Lastrucci, un año posterior.

 

 

Puedes conocer detalles tan curiosos como estos y mucha historia en nuestras rutas a pie y visitas guiadas. 

Consulta el calendario y elige a cuál de las actividades que ofrecemos quieres venir.

 

botonreservatuplaza

4 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 4 4 Flares ×