1649. El reinado de la Muerte en Sevilla


0 Flares 0 Flares ×

En 1649 una devastadora epidemia de peste azotó la ciudad de Sevilla. Se calcula que la enfermedad barrió del mapa a un total de 60.000 personas, lo cual supone un porcentaje atroz si tenemos en cuenta que la población de Sevilla por aquel entonces rondaba los 150.000 habitantes. Se calcula que en los picos más altos de la epidemia, se podían llegar a contar hasta 800 muertos cada día. Uno de ellos fue el insigne escultor Juan Martínez Montañés, que murió víctima de la peste y fue enterrado en la antigua parroquia de la Magdalena.

Esta epidemia fue tan mortífera debido a la falta de salubridad en la ciudad, a menudo inundada por las crecidas del Guadalquivir, a lo que venían a sumarse los desechos y basuras que poco a poco se iban acumulando ante la inexistencia de cualquier política de gestión de residuos más allá del clásico “¡Agua va!”

Asimismo, el abastecimiento de aquel año había sido especialmente complejo, por lo que los precios de los alimentos se habían disparado. Ante esta escasez, gran parte de la población, sobre todo los más humildes, padecían hambruna y estaban subalimentados, de manera que poco podían hacer para combatir el contagio de la enfermedad.

Semejante mortandad supuso el colapso total de Sevilla, siendo uno de los factores clave en su decadencia junto con el traslado a Cádiz de la Casa de la Contratación apenas unos años después, en 1717.

Si quieres saber más sobre las epidemias que padeció Sevilla, las medidas higiénicas de la época o qué podían hacer los más pobres para resistir a la enfermedad, te invitamos a pasear con nosotros por la Sevílla Pícara, ésa que luchaba por sobrevivir en un entorno hostil rodeada de la opulencia del Siglo de Oro. Te esperamos el viernes 10 de noviembre a las 20:30h.

Información y reservas, por teléfono o whatsapp (637228375) o mediante la web pinchando en el siguiente enlace:

La Sevilla Pícara

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×