El Monumento a Bécquer, el deseado homenaje de Sevilla a uno de sus poetas más ilustres.


0 Flares 0 Flares ×

Una de las glorietas más destacadas del Parque de María Luisa está dedicada al poeta Gustavo Adolfo Bécquer, una de las figuras más notables del Romanticismo español. Fue realizada a comienzos del siglo XX y es obra del escultor Lorenzo Coullaut Valera, natural de Marchena. Seguramente por el nombre no es muy conocido, pero es autor de
obras tan famosas como el Monumento a Cervantes en Madrid. El escultor gozó de gran prestigio en los círculos artísticos de la época y recibió diversos homenajes en reconocimiento a su trabajo. Entre su fecunda obra, destacan
los trabajos realizados con motivo de la Exposición Iberoamericana, como el Monumento a la Inmaculada en la Plaza del Triunfo o el Monumento a Colón en los Jardines de Murillo.

 

 

En cambio, el origen de esta escultura es muy anterior. El proyecto de dedicar un monumento público para rendir homenaje a la memoria del poeta sevillano arranca a fines del siglo XIX. En 1886 un grupo de artistas sevillanos, entre los que destacaban Antonio Susillo y Gonzalo de Bilbao, constituyeron una comisión pro-monumento a Bécquer, iniciativa que no prosperó hasta un año después, cuando el Ayuntamiento de Sevilla encarga a Susillo el diseño de la deseada estatua. El monumento proyectado consistía en una cruz gótica con un medallón en el que aparecería el busto del poeta. Sin embargo, el proyecto se quedó en el papel hasta que, ya en el siglo XX, se volvió a sugerir la idea.

 

El nuevo impulso corrió a cargo de los hermanos Álvarez Quintero. Para financiar el proyecto, en 1909 cedieron los derechos de autor de su comedia La rima eterna, inspirada precisamente en una rima de Bécquer. El encargado de diseñar el monumento fue Lorenzo Coullaut Valera, amigo íntimo de los Álvarez Quintero. Finalmente, el 9 de diciembre de 1911 fue inaugurada la obra, haciendo su entrega a la ciudad los propios dramaturgos.

 

A pesar de estos comienzos tan difíciles, el Monumento a Bécquer constituye hoy uno de los rincones más emblemáticos del Parque de María Luisa. Una visita obligada para los amantes del Romanticismo y los admiradores del poeta sevillano, que acuden a esta glorieta a rendirle homenaje depositando flores junto a su estatua.

 

Si quieres descubrir todos los detalles del Monumento a Bécquer y de otros espacios destacados del Parque de María Luisa, te invitamos a venirte de paseo con nosotros el viernes 8 de diciembre a las 11:00h. Una forma diferente de pasar el día de la Inmaculada, ¿te apuntas?

Información y reservas, por teléfono o whatsapp (637228375) o picando en este enlace:

María Luisa, un Parque Centenario

 

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×