Calles de Sevilla de ayer y de siempre (II) F-J


0 Flares 0 Flares ×

Calles de Sevilla

 

Seguimos con el recorrido por las calles de nuestro viario. En esta ocasión de la F a la J.

 

Si no leíste la anterior entrada pincha aquí y entérate de todo.

 

Seguimos investigando de la A a la Z algunas de las calles del noménclator sevillano.

 

Igual que ocurrió en la anterior entrada, nos ceñiremos a comentar dos calles por letra del alfabeto.

 

¿En qué nos basamos? En que nos ha parecido curioso el nombre de la calle o la historia que esconde tras ella. Y vamos a analizar una calle actual (casi siempre con mucha, mucha historia a sus espaldas) y una calle que ha desaparecido de nuestro callejero. Por eso lo del nombre.

 

En esta ocasión mezclamos calles célebres con otras no tan conocidas.

 


Recuerda que si quieres saber más acerca de una calle en particular solamente nos lo tienes que pedir en los comentarios o escribirnos en Twitter. Esperamos tus dudas y sugerencias.

con la f

Una calle de siempre

FABIOLA

  • En el siglo XV existían en esta calle unas cruces que le daban su nombre. Ocurrió igual en el siglo XVI.
  • En 1868 se denominó Wiseman (1802-1865) por haber nacido tan célebre arzobispo en la casa número 5 de esta calle.
  • Como para la población era muy difícil pronunciar el nombre de la calle, se cambia su nombre por Fabiola, que fue una novela escrita por el propio Wiseman y ambientada en la Roma de Diocleciano.
  • La casa número 1 tiene adosado un lienzo de muralla  el único trozo exclusivo de la muralla de la judería que queda en pie en la ciudad.
  • En la casa número 21 se hospedó Lord Byron durante su estancia en Sevilla.

 

Una calle que ha desaparecido

FUNDICIÓN

  • Aparece en el padrón del barrio de San Bernardo de 1742.
  • Seguramente le venía el nombre por ser la calle lateral de la fundición de Artillería, con entrada principal en la actual calle Eduardo Dato.

 

 

Con la G

Una calle de siempre

GALLOS

  • Desde el siglo XV hasta 1845 se conocía como calle del Espejo.
  • Tomó su actual nombre entonces por encontrarse en este lugar en 1845 una «casa pública construida en forma circular, como plaza de toros, destinada para jugar o reñir los gallos ingleses, la cual es muy frecuentada los días de fiesta» (Fuente: González de León, Las calles de Sevilla…)
  • Tiene dos tramos diferenciados debido a dos proyectos urbanísticos de 1863 y 1912.
  • Tiene una parte cerrada al tráfico y otra, en recodo con la Puerta Osario, con tráfico rodado.
  • Aquí también tardó en llegar la luz eléctrica: 1949 fue el año.

 

Una calle que ha desaparecido

 

GORDALES

  • Mencionado como «sitio de los Gordales» o «camino de los Gordales o de los Botijeros» en planos del siglo XIX.
  • No es otro lugar que el solar donde se edificó a mediados del siglo XX la barriada del Tardón o de San Gonzalo.
  • Se llamó Camino de los Gordales desde 1870 seguramente debido a la cantidad de aceitunas de este tipo que había por los olivares de la zona.
  • Fue un lugar muy afectado por las crecidas del río Guadalquivir durante los siglos XIX y comienzos del XX.

 

 

Con la H

 

Una calle de siempre

HARINAS

  • Puede que en la segunda mitad del siglo XV se le llamara «Tapete», pero se desconoce el porqué.
  • Desde 1533 está documentado con el nombre de «Harineras» o «Harinas», por producirse en sus establecimientos dicho producto.
  • Cambió de nombre a principios de siglo XX por el de «Asensio y Toledo» pero en 1931 vuelve a «Harinas».
  • Empedrada desde 1629 (bastante precoz, esto deja ver su importancia)
  • Entre sus casas importantes destacan la número 1, 11, 17 y 18. No te las pierdas.
  • En sus Anales cuenta Ortíz de Zúñiga que, en una riada, salió de una casa flotando una imagen pintada de Nuestra Señora del Pópulo y estuvo navegando por las inundadas calles de la ciudad. Para celebrar el milagro los agustinos se lo llevaron a su convento de la calle Pastor y Landero y desde entonces se conoció como Convento del Pópulo.

 

Una calle que ha desaparecido

 

HORNO

  • Eran muchos los hornos que funcionaron durante siglos en Sevilla y muy variados, según indican las numerosas calles que tuvieron este nombre en la ciudad.
  • Sólo documentadas como «calle del Horno» teníamos una cerca de Santa María la Blanca (1455), otra citada cerca de la parroquia del Sagrario (1627), otra donde estaría ahora la calle Duque Cornejo, aproximadamente, cerca del cementerio de Santa Marina (1713) y algunas calles más con esta denominación.
  • Además, otros lugares tenían especificado en su noménclator a qué se dedicaba el Horno. Todos estos desaparecieron:
  1. Horno de Boteros
  2. Horno de Baena
  3. Horno de la Carretería. 1665
  4. Horno de la Parida
  5. Horno de Ignacio. 1705
  6. Horno de la Inquisición Vieja (no penséis mal, que no era nada de eso…)
  7. Horno de la Coscoja
  8. Horno de la Resolana
  9. Horno de la Parra
  10. Horno de las Brujas (en Argote de Molina, por encontrarse pasadizos donde, al parecer, moraban brujas)
  11. Horno de las Tortas
  12. Horno de los Bizcochos (mmm…)
  13. Horno de los Panecitos (en la actual Manuel Font de Anta)
  14. Horno de Rascavieja
  15. Horno de San Antón
  16. Horno de San Buenaventura (subsistente a duras penas)
  17. Horno de San Ignacio (aparece en el padrón de San Bernardo de 1705)
  18. Horno de Santa Ana
  19. Horno de Santa María
  20. Horno de Santa María de Jesús
  21. Horno de Vidrio
  22. Horno del Bizcocho (otra vez mmm…)
  23. Horno del Naranjuelo
  24. Horno del Sacramento
  25. Horno del Salguero
  26. Horno del Santo Rey
  27. Horno del Vidrio (de nuevo, este estaba en San Bernardo alrededor de 1832)
  28. Horno del Vidrio (este cercano a San Clemente)
  29. Horno Nuevo
  30. Horno Quemado

 

 

Con la I

 

Una calle de siempre

IMPERIAL

  • En 1513 todavía no tenía nombre. Era «la calle que va de San Leandro a la Puerta de Carmona».
  • En 1564 ya figura como Imperial, aunque no se sabe si por el canónigo Antonio Imperial. que vivió allí, por el poeta Francisco Imperial o por que por allí pasara la comitiva del emperador Carlos I durante su estancia en Sevilla. La más probable es la primera.
  • Según Santiago Montoto en el s.XVI fue también conocida como Capiscol, nombre que designa al eclesiástico encargado del coro en las catedrales.
  • Calle de mucho tránsito de carros para el mercado y objeto de continuas quejas por sus agujeros en el empedrado. En 1853 se decía en el periódico «El Porvenir» que tenía socavones que parecían abismos. Actualmente está cerrada al tráfico.
  • Tuvo cierta actividad industrial: fábrica de tejidos en 1782 en unas casas del Marqués de la Granja y una fábrica de botones de ballena en el siglo XIX que, por sus malos olores, se trasladó al extrarradio.

 

Una calle que ha desaparecido

 

INFANTES, Plaza de los o Calleja de los

  • Con este nombre se conocía a una calleja sin salida en el siglo XVIII según González de León. Otros historiadores dicen que podría haber sido una plaza.
  • Estaba a la entrada del callejón de los Locos y tuvo salida hasta que se construyó el noviciado de los jesuitas de San Luis.
  • Puede que hubiera sido una barreduela entre el callejón de los Locos o Inocentes y San Luis de los Franceses.
  • El nombre de Infantes no está determinado, aunque seguramente provenga de los niños del hospicio de los jesuitas o los novicios.

 

 

Con la J

 

Una calle de siempre

JESÚS DEL GRAN PODER

  • Llamada calle de las Palmas desde 1506, aunque según sus tramos recibió distintos nombres hasta 1900: Garbancera, Correría Vieja o calle de los Chiquitos, por haber un colegio para niños nobles.
  • En 1900, a propuesta de la hermandad del Gran Poder, se rotula con su nombre actual, aunque desde 1931 a 1935 volvería a tomar el nombre de calle de las Palmas.
  • Es una de las vías más largas del casco histórico.
  • Muy afectada por las riadas de antaño por su baja cota por la parte de la Alameda de Hércules.

 

Una calle que ha desaparecido

 

JAYO, Callejuela del

  • Habría sido una estrecha calleja desaparecida en el siglo XVIII.
  • Aparece en un documento municipal en San Gil en 1713.
  • Parece ser que se situaba por la zona de la actual Plaza del Pumarejo, en la zona de casas que Don Pedro Pumarejo mandaría derribar para construir su palacio.

 

 

(Para realizar esta entrada hemos consultado dos libros: Noménclator Sevillano, de Álvarez-Benavides, y Diccionario Histórico de las calles de Sevilla)

 

Hasta aquí nuestra segunda recopilación, pronto volveremos con más ¿Te ha parecido curioso?

En nuestras rutas y visitas guiadas te contamos mucho más acerca de los secretos que esconden las calles de Sevilla. Ven con nosotros y descubre una Sevilla sorprendente.

botonreservatuplaza

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *