El Cristo del Millón de la Catedral de Sevilla


4 Flares 4 Flares ×
Foto: ABC

Foto: ABC

 

El Cristo del Millón corona el Retablo Mayor de la Catedral de Sevilla. Quizás nunca hayas mirado tan arriba, pero allí está, a 26 metros de altura.

 

Existen discrepancias en cuanto a la fecha de producción de esta pieza, aunque todos los expertos barajan una franja que va del siglo XIII hasta comienzos del siglo XIV. Es decir, estamos ante una talla completamente gótica cuyos rasgos detallaremos a continuación.

 

El Cristo del Millón ya estuvo en la antigua Mezquita de la ciudad tras la conquista cristiana. Como ya sabrás, antes de construir la Catedral que conocemos la Mezquita Mayor se convirtió al uso cristiano.

 

Tras la realización del espectacular Retablo Mayor de la Catedral, cuya creación llevó a sus autores la friolera de casi 80 años (1481- 1564), el Cabildo Catedralicio decide recuperar este crucificado para coronar la maravillosa composición.

 

Si miramos hacia arriba del retablo de la Capilla Mayor no sólo veremos al Cristo del Millón. A ambos lados y formando un calvario le acompañan la Virgen María y San Juan, ambos con gesto apesadumbrado y ensimismado, típico del estilo gótico que antes mencionábamos.

 

El Cristo del Millón es, junto con el Cristo de la Sangre de San Isidoro y el Cristo de San Pedro de Sanlúcar la Mayor, el crucificado más antiguo que existe en la diócesis de Sevilla. También nos recuerda por su inclinación hacia la derecha al Cristo de la Vera Cruz.

 

Merece la pena señalar su altura: 1,86. Es bastante más alto que los crucificados que procesionan en Semana Santa.

 

Foto: Gabitos.com

Foto: Gabitos.com

 

Las características góticas de este crucificado son las siguientes:

 

  • Posee una cruz arbórea.

 

  • El faldellín o paño de desnudez es muy largo, casi tapando la mitad de las piernas y se anuda a la derecha.

 

  • El cuerpo de Cristo está torsionado hacia la derecha, representando el momento en el que ya ha expirado. El reposo de su cabeza sobre el hombro derecho provoca una posición forzada de los brazos.

 

  • Los párpados están semicerrados y la boca semiabierta. Se busca la belleza por encima del sufrimiento, haciendo que la imagen transmita paz y serenidad a la vez que lástima y dolor.

 

Y por último: ¿por qué se le llama a este crucificado el Cristo del Millón? Pues bien, la opinión más compartida aunque no haya nada escrito al respecto es que recibe este nombre debido a su poder milagroso. Se dice que han sido muchos, muchísimos, los que han pedido a este Cristo su favor y que han sido más de un millón de milagros los realizados. De ahí le viene el nombre.

 

Si quieres conocer detalles como este no puedes perderte la visita guiada a la Catedral de Sevilla: Descubre la Catedral. Reserva tu plaza y vuelve a recorrer las naves catedralicias con otra mirada.

botonreservatuplaza

4 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 4 4 Flares ×