La Sevilla que no relucía en el Siglo de Oro


5 Flares 5 Flares ×

La Sevilla que no relucía en el Siglo de Oro: truhanes y maleantes

 

siglo xvi sevilla picaresca truhan ladron sevillamia guia guiada visita ruta tour

 

Todos hemos oído hablar de esa Sevilla del S. XVI, una Sevilla convertida en capital y foco de gran actividad comercial desde que la Casa de la Contratación de la India se estableciera en el 1.503, como “puerto y puerta de las Indias”.

 

En el Puerto de Indias, eran muchos los barcos que traían innumerables mercancías con las que comerciar.

 

Sevilla se convirtió en un lugar único para encontrar aquellas gemas preciosas que no pudieran hallarse en ningún otro lugar, pues era el punto de conexión con partes muy remotas del mundo.

 

Esto supondría el móvil para muchas personas que emigrarían a la ciudad en busca de nuevas y mejores oportunidades.

 

Extranjeros de todas las partes del orbe terrestre establecerían su residencia en la capital hispalense, desde comerciantes europeos hasta obispos y otros cargos eclesiásticos, sultanes, y nobles.

 

Pero, no todo era oro lo que relucía. El siglo dorado sevillano también atrajo a estratos sociales menos pudientes y más necesitados.

 

En esta ocasión, nos vamos a centrar en el hampa sevillano, ese colectivo que no rendía cuentas a la Ley del momento, sino que actuaba en base a sus propias normas, un submundo sustentado en la práctica habitual de actividades delictivas de diversa índole.

 

Mendigos, vividores, pedigüeños, prostitutas… Todos ellos tenían y compartían un dialecto propio, la denominada “Lengua de Germanía”.

 

La prostitución era una de los negocios estrella dentro de este mercado oculto, pues debía estar a la altura de las expectativas de los incontables forasteros que cada día atracaban en los muelles, y que tras un estresante día de negocios, precisarían un capricho carnal.

 

Céntrica calle de Sevilla, Mariano de Cavia. Antes Calle de Boticas, ubicación de la mayoría de mancebías municipales de la ciudad. Foto: Sevilla para Iniciados

Céntrica calle de Sevilla, Mariano de Cavia. Antes Calle de Boticas, ubicación de la mayoría de mancebías municipales de la ciudad.
Foto: Sevilla para Iniciados

 

 

Los burdeles, las casas de citas, boticas o mancebías eran locales estratégicamente ubicados por el Concejo Municipal, y que estaban regentados por “padres” y/o “madres” que organizaban el trabajo de las prostitutas para que ningún cliente se fuera insatisfecho.

 

Ubicación de la mancebía de Sevilla en el plano de Pablo de Olavide.

Ubicación de la mancebía de Sevilla en el plano de Pablo de Olavide.

 

Entre las funciones principales de estos establecimientos estaban, además de evitar el escándalo público, garantizar el cumplimiento de unos requisitos mínimos que debían cumplir todas las prostitutas adscritas al negocio: ser mayor de 12 años, estar sana, haber perdido la virginidad, no tener ninguna enfermedad de transmisión sexual.

 

Dentro de esta actividad, la prostitución callejera se mezclaba con la de los burdeles, quedando muy difusa la línea que diferenciaba entre una prostitución y la otra.

 

El robo fue también otra de las actividades más habituales dentro de la Germanía, y que estaba estrechamente ligado con el mundo de la prostitución.

 

 

Por un lado, las casas de juego, que pasaban de las 300 en la ciudad, eran gestionadas por “jaques” y “coimeros”, encargados de que las cartas siempre estuvieran trucadas, y asegurándose por tanto una generosa comisión en las ganancias del establecimiento.

 

Por otro lado, los ladrones como tal,  operaban en “gremios” o “cofradías”.

 

sevilla picaresca truhan ladron sevillamia guia guiada visita ruta tour

 

Los gremios de ladrones funcionaban con un jefe supremo, que sería la máxima autoridad del gremio, y que se ayudaría de varios “rufianes” o “valentones”.

 

Los botines que se sacaban eran depositados en una cámara común con tres llaves, y solían ir destinados a algún tipo de soborno para importantes cargos de la autoridad hispalense.

 

Las cofradías tenían sus reuniones y encuentros en lugares fijos que no eran secretos. Hablamos de bodegas y casas de juego, el Patio de los Naranjos, el matadero, o las murallas entre otros.

 

Los ladrones podían ser simples “pícaros” (carteristas) o  podían ir subiendo escalafones para ganar poder en su gremio. Así, se comenzaba desde “mandiles” (recaderos de prostitutas) hasta “jorgolinos” o “chulos” cuando ganaban la confianza del rufián.

 

Entonces pasaban a servir directamente al rufián, para aspirar a convertirse en “rufezno” o “rufiancillo”, pues además de servir al mismo, se convertían en aprendices y en candidatos potenciales a ostentar la condición de su maestro rufián.

 

No pueden  olvidarse tampoco los “avispones”, que eran los que fijaban objetivos prometedores a los que robar (sus ganancias rondaban el 5%), así como los “postas”, que eran ojos avizores para evitar algún encuentro sorpresa con la autoridad en el momento y lugar del delito.

 

Los máximos representantes de la Germanía eran por tanto los “jaques” y los “jayanes”, por tener poder en numerosas mancebías de la ciudad, y tener reconocidos méritos en el gremio de ladrones al que pertenecieran. En muchos casos se trataba de rufianes ya retirados y con notoriedad.

 

Ésta era la Sevilla del Siglo de Oro hacia la que nadie quería mirar, la que nadie quería mostrar al mundo, pero la habitual en el día a día de los sevillanos de entonces.

 

cervantes sevilla picaresca truhan ladron sevillamia guia guiada visita ruta tour

El alma de la picaresca que narrara Cervantes en sus Novelas Ejemplares era, por mucho que nos cueste pensarlo, el fondo de un cuadro que se pintaba a diario en nuestra ciudad, entre idas y venidas de barcos y lujosas mercancías.

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo a través de los botones que tienes justo debajo. 

 

Si quieres conocer historias de Sevilla como esta, descubrir sus leyendas e Historia y saber más de sus personajes y rincones de una forma divertida, no te pierdas nuestras rutas y visitas guiadas.

Pincha en el link para obtener más información. 

 

quiero info contacta sevillamia tours

5 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 5 5 Flares ×