La leyenda de Sertorio y la cierva blanca


39 Flares 39 Flares ×

 

La ciudad hispalense tiene mucho que contar de su pasado romano.

 

Para contar una de sus numerosas historias, hay que remontarse al año 82 a. C., cuando por fin se respira un poco de paz y armonía después de las incesantes guerras que había librado el Imperio Romano.

 

sertorio cierva sevilla mia tour sevillamia leyenda visita guiada ruta

Representación de Sertorio escuchando una revelación

 

No obstante, es en ese mismo año cuando se iniciaría un período de conflictividad interna. Mario y Sila, senadores romanos, como representantes de bandos opositores, habían visto más marcadas sus diferencias, desencadenando más guerras. En este caso, guerras dentro del propio imperio. (Para ampliar más información puedes leer este artículo de ABC)

 

En Hispania se abren paso las guerras sertorianas, que recibirían su nombre por Sertorio, militar representante del bando de Mario en Hispania. Su opositor era Metelo Pío, enviado por Sila.

 

Busto de Quinto Sertorio

Busto de Quinto Sertorio

 

Esta historia tiene como protagonista a Sertorio  y a una cervatilla blanca que, según cuenta la leyenda, le habría regalado un humilde campesino en su paso por Hispalis. El hombre aseguraba a Sertorio, que su ofrenda era un regalo divino y que le traería la buena fortuna si la sabía cuidar.

 

Sertorio, centrado en las estrategias bélicas, no prestaba atención al animal, que en un rincón del campamento, se mantenía ajeno a toda circunstancia que le rodeaba.

 

Un buen día, Sertorio encontró un buen cometido para la cierva blanca. Y es que el pelaje del animal siempre se mostraba impoluto y brillante, dándole un aspecto admirable pese a las condiciones en que se encontraba. A partir de entonces, la cierva se convertiría en su sombra y en símbolo de inspiración divina. Consiguió domesticar al animal para que acostumbrara a acercar el hocico al oído del general, aparentando que le desvelaba revelaciones místicas.

 

diana cierva sertorio leyenda sevilla sevillamia tour visita guiada ruta

Diosa Diana postrada sobre un ciervo

 

Entre todo el ejército, comenzó a difundirse que Diana estaría encarnada en la cierva para conducir a Sertorio de victoria en victoria. Cada orden que dictaba el militar se convertía en un mandato divino que todo soldado o habitante del pueblo llano debía acometer a toda costa.

 

Cuando el general recibiese alguna información de un mensajero sobre amenazas o batallas libradas, acto seguido, se haría aparecer en público y fingiría que la información le era revelada in situ a partir de las virtudes oraculares con las que le habría dotado la cierva blanca.

 

Si la nueva que recibía del mensajero era una derrota, se encargaba de aniquilar al emisario y obviar la información. No obstante, cuando las noticias hablaban de una victoria, el general conseguiría que la cierva se mostrara, como por arte de magia, coronada con una guirnalda y en actitud festiva, lo que siempre suponía un gran apoyo moral para todos los soldados de su ejército y para el pueblo, que cada vez contaba más con su favor.

 

Un buen día, la cierva se extravió, y Sertorio se sintió indefenso. Sin embargo, a los pocos días unos exploradores encontraron al animal y lo trajeron de vuelta al general, quién no dudó en recompensarles con importantes sumas de dinero a cambio de su silencio.

 

Así, nuevamente, organizó todo para que la cierva apareciese “fortuitamente” en medio de un importante acto público, consiguiendo así ser venerado y gozar del favor del pueblo.

 

Milicia romana librando una batalla

Milicia romana librando una batalla

 

Sin embargo, la realidad del bando de Sertorio no era tan buena como el general hacía parecer. El ejército de Metelo Pío cada vez se abría más paso, y el número de aliados crecía con él, incluyendo traidores.

 

Una noche, el sino de Sertorio llegaría, y no habría salido ninguna revelación del hocico de la cierva que salvara la vida del general. El general no sabía que durante la celebración del banquete de esa noche, sería víctima de una conjura a manos de Perperna, uno de sus mejores comandantes. Sertorio fue asesinado.

 

Con este triste hecho, termina la vida de Sertorio y su bando es derrotado.

 

Fuente: Tradiciones y Leyendas Sevillanas,  De Mena, J. María

 

Si te gustan las leyendas, historia y curiosidades de Sevilla, no te pierdas nuestras visitas guiadas y rutas culturales donde se mezcla la cultura con la diversión mientras paseamos por la ciudad.

Más información en el link de abajo.

 

quiero info contacta sevillamia tours

39 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 39 39 Flares ×