María de Padilla, la reina secreta de Pedro I El Cruel


29 Flares 29 Flares ×

 

¿Qué sabes acerca de María de Padilla, la que fuera esposa de Pedro I El Cruel o El Justiciero? Te contamos parte de su desconocida historia.

 

María de Padilla, nace en lugar no determinado en 1334, hija de Juan García de Padilla y de María González de Hinestrosa, pertenecía a esta familia noble castellana, originarios de Padilla de Abajo (Burgos), las crónicas de su época la describen como “muy fermosa, e de buen entendimiento e pequeña de cuerpo”.

Un encuentro fortuito entre ella y el rey Pedro I de Castilla hace que esta pareja se conozca y nunca más se separe a pesar de las dificultades y la peculiar historia de amor que vivieron.

El rey Pedro I “el Cruel” llegó a casarse dos veces mientras que María no era nada más, y nada menos, que la amante oficial del monarca castellano.

Las huellas del “reinado” y de la alta posición que ocupo Doña María de Padilla las vemos reflejadas no sólo en la literatura, sino también en la arquitectura de los Reales Alcázares de Sevilla, residencia oficial de dicha dama, dando nombre a unos afamados baños en el conjunto histórico sevillano.

Es en los Reales Alcázares donde tenía esta corte chica la amante oficial del rey, donde repartía, con el beneplácito del monarca, notables privilegios para sus familiares y conocidos, lo cual fue causa de descontento de algunos nobles y uno de los motivos por los que se luchó en la Guerra Civil Castellana, entre el rey y su hermano bastardo Enrique de Trastámara.

María le dio cuatro hijos al rey, en principio ilegítimos: Beatriz en 1353, Constanza en 1354, Isabel en 1355 y Alfonso en 1359, es más que probable que del último parto quedasen secuelas o que la peste a la postre hicieran perecer tanto a la madre como al heredero. María de Padilla fallece en julio de 1361 y su hijo Alfonso en 1362.

Tras su muerte el rey Pedro I la lloró tanto que un año después, en las cortes celebradas en Sevilla, declaró ante los nobles que María de Padilla había sido su primera y única esposa, y “haberse casado con D. María por palabras de presente, ocultando ese casamiento para evitar que algunos de su reino se alzasen contra él”, y que este matrimonio secreto se realizó ante el Abad de Santander, consiguiendo que el arzobispo de Toledo declarara nulos los otros dos matrimonios anteriores, por lo que las cortes ratificaron su afirmación declarándola reina y legitimando su descendencia.

Por ello su cuerpo se trasladó a la Capilla de los Reyes de la Catedral de Sevilla, dónde también se encuentra enterrado el rey, siendo declarado heredero el hijo de ambos, Alfonso.

Si te gusta saber más de Sevilla y quieres conocer a fondo sus curiosidades e historia, ven a nuestras rutas y visitas guiadas. Pincha en el botón de abajo y entérate de todo.

29 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 29 29 Flares ×